viernes, 1 de julio de 2016

TRABAJO PARA TODA LA VIDA


Escribe Paco Mira

TRABAJO PARA TODA LA VIDA
Y SIN OPOSICIONES

        ¿Saben? Tengo una duda. No se si anunciarlo en el periódico, ir al Inem o propagarlo por algún programa de radio. ¿Saben lo que es tener trabajo para siempre y no hacer un examen?. Los que nunca se examinaron, los que nunca tuvieron que dar cuenta de lo que sabían, quizás por desgracia, los que nunca tuvieron que pasar por el amargo trance de tener que dar cuenta de unos conocimientos para poder comer a lo largo de toda la vida, .... no saben lo duro que es suspender. Nadie quiere (ni de niños, ni de jóvenes, ni de mayores) pasar por ese trance.

        Precisamente estamos de oposiciones. Muchos canarios y no canarios se han preparado duramente, con esfuerzo, con sudor, con renuncia en muchos casos a su vida familiar, para poder encontrar un bien escaso en nuestros días. Casi como encontrar agua en el desierto. Las plazas son muy pocas en relación y en proporción al número de gente que se presenta. Algunos saltarán de alegría, otros volverán a morder las mieles de lo que pudo haber sido y no fue posible y otros, quizás muchos, dirán que ya sabían que no iban a pasar.

        Este fin de semana el evangelio nos propone un trabajo. Un trabajo que, como las oposiciones, requiere también de preparación, de esfuerzo, de constancia.... porque nos dirá "manden obreros al trabajo, porque éste es mucho y no hay demasiada gente". ¿Qué pasaría si la propuesta la llevo al Inem?. ¿Qué pasaría si lo anuncio en un periódico? Es curioso como los sindicatos de educación cuidan al más mínimo detalle que las condiciones de los exámenes para los opositores sean las que establezca la ley y que no exista el más mínimo error.

        El fin de semana pasado en nuestro trabajo, que ahora se oferta, se nos decía que no valían medias tintas ni disculpas, ni familiares, ni laborales, ni de ningún tipo... cuando uno se presenta a una oposición, la frialdad lleva a que tu padre puede estar de cuerpo presente que no por ello te dan una segunda oportunidad.

        Hoy se nos dice que tenemos que ir ligeros de equipaje. Para el trabajo no hace falta mucha carga, solo interés, ganas, convencimiento, ejemplo, vida y lo demás vendrá solo. Hoy se nos invita a compartir un mensaje que nosotros decimos que hemos asumido de por vida. Hoy se nos invita a salir de nosotros mismos y a repartir y ayudar en un trabajo que tiene que ser gratificante porque el propio Jesús nos invita a ello, aunque los sinsabores que a veces la vida nos da, nos haga de vez en cuando tener flaquezas.

        Estamos en el mes de julio. Estamos ya, algunos, saboreando las mieles de las vacaciones y el evangelio, porque no tiene descanso, nos invita a ir a trabajar allá donde estemos y donde nos encontremos. Muchas de nuestras iglesias se encuentran medio vacías porque ya "la catequesis ha acabado". Vacías incluso de los propios catequistas. ¡Qué pena!: "manden operarios a su mies", pero ¿dónde están los operarios?, ¿de vacaciones?. ¡Qué razón tenía el salmista cuando decía que ... no duerme ni reposa el guardián de Israel".

        Amigos, no dejemos que la vela, la llama del amor se apague. No dejemos llevarnos por la apatía y la desgana. Quizás tendríamos que aprender de los pamplonicas que celebran corriendo a su santo patrono: ¡gora san Fermín!. No dejemos que el sol de la playa nos aplatane, sino que nos de energías para anunciar lo que merece la pena.

        Para acabar, dos cositas. Felicidades a los habitantes de Casa Pastores por su fiesta. Hemos vuelto a tener elecciones y ¿que Dios reparta suerte o que Dios nos pille confesados?

     Hasta la próxima.

        Paco Mira

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar.