viernes, 24 de junio de 2016

BRUJAS NO

Escribe Paco Mira:

BRUJAS NO. 
SALTAR LA HOGUERA
Y PRIORIDADES
        
            Déjenme que les diga una cosa: este es un fin de semana complicado. Pero muy complicado. Cuando me he sentado delante del ordenador estaba pensando sobre qué podría ir mi carta. Pero claro, viendo los acontecimientos que nos van sucediendo, no es fácil el decantarse o decidirse. Es un fin de semana que algunos dirán que es mágico, por aquello de la noche de san Juan. ¡Si el pobre Juan supiera lo que la historia le iba a deparar, no lo tendría tan claro como nosotros!. Pero es que al mismo tiempo tenemos que reflexionar. A veces me pregunto, ¿para qué?, si normalmente ya todos lo tenemos claro y por último tenemos que tomar una decisión, pero con firmeza, con la cabeza clara.

         Y curiosamente el evangelio de esta semana nos habla de tomar decisiones. Jesús llama, nos llama a todos y a cada uno por nuestro nombre. Nos llama a tomar partido en las circunstancias de la vida que nos ha tocado vivir a cada uno, pero curiosamente todos solemos poner disculpas: tengo que hacer... tengo que ir... ahora no puedo... me has pillado en mal momento... si vinieras en otro contexto a lo mejor.....

         Pero da la casualidad que este fin de semana no podemos tener excusas. Mejor, ningún fin de semana podemos tener excusas, pero este en concreto menos. Toca decidir, toca tomar partido, como diría alguno que me conozco las oportunidades hay que aprovecharlas cuando aparecen...Jesús nos invita a seguirle, ¿por qué demorar la respuesta?.

         Ahora que los españoles tenemos que tomar partido por un partido en unas urnas, deberíamos ser exigentes con las llamadas que nos hacen. A veces nos prometen, pero no cumplimos, ni unos ni otros. A veces nos dicen que hay ciertas cosas que van a cambiar y ni una ni otra, ... casi como en el evangelio, "vamos... y al final contestamos, espera". La vida son oportunidades que no tienen por qué esperar, al contrario.

         Es curioso como estamos en pleno verano y San Juan nos asoma a la realidad del compromiso. Algunos saltan las hogueras pidiendo algún deseo; otros asocian la noche al paso de las brujas... ¡cuántas cosas en poco tiempo!, y el mensaje de Jesús sigue siendo el mismo. Vamos, pero ya.

         Lo más probable es que cuando comience de nuevo la semana, la vida continuará igual. La vida caminará al mismo ritmo que hasta ahora lo venía haciendo. Todos y cada uno de los que han prometido algo, dirán que están satisfechos con el resultado para el que nos han preparado... ojalá que a partir del lunes la esperanza asome a la ventana.
         Ojala que los deseos de la noche de san Juan  se vayan cumpliendo y que la sombra del paro desaparezca; que la sombra de tantos desahucios sean solamente un espejismo que no tiene continuidad; que la sombra de los que no encuentran trabajo sea tan corta que los que nos prometieron crear no sé cuantos puestos de trabajo han cumplido su promesa.

         Solo pido como deseo personal, que quienes nos vayan a gobernar no nos engañen; que quienes nos vayan a gobernar lo hagan para los que le voten y para los que no; que quienes nos vayan a gobernar respeten con respeto la ideología, los usos y las costumbres; que quienes nos vayan a gobernar respeten las distintas y maravillosas opciones que la vida nos presenta.

         No es una tarea fácil. Pero es una hermosa tarea, porque entre otras cosas nos hemos apuntado libremente a ello. Por eso cuando Jesús nos llame, ¿le pondremos alguna disculpa?

     Hasta la próxima.


         Paco Mira

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar.