viernes, 12 de febrero de 2016

SOBRE CUARESMA, CONVERSIÓN Y OTROS TEMAS

Escribe Paco Mira

UN POCO DE MUCHAS COSAS

            Metidos en harina carnavalera y sin querer mezclar demasiadas cosas, sin embargo la actualidad me lleva a compartir con ustedes ciertas cosas que al menos nos ayuden a ver como lo sentimos y como lo hacemos. ¡En cuaresma y sin presidente (del gobierno, claro)!. No sé si es bueno o malo (estar sin presidente), pero entiendo que si tiene que salir en cuaresma, que por lo menos aproveche el tiempo y mire hacia su interior para intentar descubrir la finalidad real del cargo: velar por todos y cada uno de los españoles, en especial por aquellos que no lo están pasando tan mal. Que no le haga caso al diablo de las tentaciones, (de su persona o del partido) del evangelio de esta semana.

         Mi recuerdo para todos los enfermitos, que por desgracia son muchos. Esta semana nos acordábamos de María, bajo la advocación de nuestra señora de Lourdes. ¡Que bonito es poner la confianza en una madre!. Nunca abandona, nunca deja a sus hijos de lado, siempre camina con nosotros, sufre con nosotros, llora con nosotros. No nos tiene que servir de consuelo al sufrimiento personal, pero sí nos reconforta en ese peregrinar diario de la vida.

         Esta semana iniciábamos el tiempo importante para un cristiano. Iniciábamos la preparación para la gran fiesta sin la cual no tiene sentido lo que hacemos y como diría Pablo vana es nuestra fe. Iniciábamos la cuaresma, no tanto con "eres polvo y a él has de volver", sino al " conviértete y cree en la buena noticia que se llama evangelio". Lo más probable si entendiéramos en su justa medida lo que significa la palabra conversión, si entendiéramos lo que significa la palabra buena noticia, entenderíamos que la cuaresma tiene sentido. Es más: en la sociedad en la que vivimos, con las tentaciones como las que vivió Jesús, lo más probable que no tenga - para muchos - sentido el vivir estos cuarenta días. Ojalá seamos portadores de grandes noticias y estas buenas. Ojalá que nuestro corazón sea lo suficientemente amplio para acoger la conversión propia. Ojalá tengamos espejos para vernos a nosotros mismos y ser capaces de entender que el evangelio es la bandera que da sentido a nuestro caminar diario.

         Este fin de semana es también la campaña de manos unidas. La palabra lo dice. Si juntamos y unimos las manos la vida será más fácil y mejor de llevar. Hay muchos que lo pasan peor que nosotros quizás porque en algún momento el eslabón de nuestra unión se deshizo. Miremos a nuestro alrededor; miremos los caminos por los que nos movemos y analicemos nuestros pasos, quizás por algún lado estamos pisando mal, muy mal. Sigue habiendo situaciones de injusticia. Sigue habiendo muertes en las orillas de las playas y de los caminos de la vida. Si hay muerte injusta, la conversión no está funcionando.

         Quiero dejar para el final, pero no por ello menos importante, los veinte años de ilusiones; los veinte años de un proyecto que lo más probable es que cuando nació no pensó que iba a durar tanto. Y sin embargo la similitud de las bolas de nieve, que cuanto más corren más grandes se hacen, ha funcionado. Han pasado años y la ilusión no se ha perdido. ¡Qué maravilla no perder ilusiones!. ¡Qué bonito que la radio sirva como medio para dar y compartir buenas noticias!. ¡Qué hermoso ver a tantos colaboradores que con el paso de los años siguen teniendo la misma ilusión o mayor que la que tenían el primer día!.

         Vaya por delante mi felicitación a Suso, por tener una ilusión y por extensión a Tamaraceite que ha acogido con los brazos abiertos el sueño hecho realidad de una radio. No matemos las ilusiones; no descartemos los proyectos; no dejemos nunca de convertirnos para seguir con las manos unidas en la maravillosa alegría del Evangelio. Ojalá que el próximo presidente, lo sea de una gran y buena noticia para todos nosotros. Estemos enamorados de lo que nos une, de lo que nos abraza... y dejemos que Valentín haga su trabajo, pero no lo comercialicemos.

      Hasta la próxima.

         Paco Mira


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar.