viernes, 26 de febrero de 2016

Escribe Paco Mira:

MI "OSCAR" PARTICULAR A LA MUJER QUE SIEMPRE TRABAJA

         Este fin de semana, en los Estados Unidos y por extensión en muchos lugares del mundo, la vida casi se va a paralizar: es la entrega de los Oscar. Es la entrega del premio a quien lo único que hace es entretener, contar historias reales o ficticias, quien caracteriza un personaje que siempre tiene algo que decir, quien le pone música a una trama para que quien lo vea no lo tenga a veces claro del todo y le mantenga en suspense... es, sin duda, la magia del cine, es la magia del séptimo arte, es la magia de los cinéfilos que son muchos. El mundo se paralizará, correrán las lágrimas por la emoción del premio conquistado o las lágrimas por quedarse a las puertas de un trabajo y un esfuerzo que tuvo su mérito, y que le ha llevado un año o más de él para conseguir el producto final. Sin duda será una noche inolvidable por el suspense, la emoción, la incertidumbre... Es más: será una noche de trajes inolvidables, de alfombras que se han cepillado previamente para que el rojo del glamour destaque todavía más, ¡que bonito!.

         Me gustaría también, este fin de semana, cepillar y extender una gran alfombra roja para quien sin necesidad de comprar grandes trajes de glamour o grandes joyas de países exóticos, también se merece un gran premio. Quiero dedicarle este espacio no a una mujer, sino a todas las mujeres del mundo que con un gran trabajo desinteresado hacen que el mundo se rinda a sus pies y valore, admire y respete a esas mujeres.

         Mi recuerdo más especial y quizás mi "oscar" más particular, para todas las madres del mundo. Las madres que se fabrican biológicamente y que tienen su taller en un lugar llamado historia. Un oscar para todas las madres y en especial para todas aquellas que tienen una situación complicada. Me desgarra ver como al huir de la guerra, casi sin ropa, no sueltan a sus hijos; o esa madre que mira desconsolada a su hijo que ve como se le escapa de las manos porque sus pechos ya no tienen leche.

         Mi recuerdo más especial y quizás mi "oscar" más particular a todas aquellas mujeres, madres de familia o no, que son capaces de sacar un hogar adelante, a pesar de todas las dificultades que la vida le oferta. Meses que parece que tienen más de 30 días y hogares en los que no falta nunca un plato de comida. Mujeres, también, de noches sin dormir porque muchas "fiebres" (droga, alcohol, hijos en centros penitenciarios, maridos en paro....) no bajan ni pueden bajar la temperatura.

         Mi recuerdo especial y quizás mi "oscar" particular a todas aquellas mujeres luchadoras, con garra, que no se dejan amedrentar en una sociedad que quizás tenga todavía mucho de masculino; en una sociedad donde siguen cayendo mujeres que son víctimas de una violencia absurda enarbolando banderas de superioridad que no conducen a ninguna parte.

         Mi recuerdo especial y quizás mi "oscar" particular a todas las mujeres del mundo del trabajo. No todos los trabajos son iguales, y sin embargo ellas lo hacen con amor, con cariño, con generosidad....

         Mi recuerdo especial y quizás mi "oscar" particular a todas aquellas mujeres que tienen todavía tiempo para la solidaridad, para la generosidad con los demás (voluntarias, catequistas, ong, etc....). Su mano, su entrega se nota en todo aquello que hacen. Que no se arrepientan nunca de hacerlo y que todos aprendamos de ellas.

         Este fin de semana Moisés va a preguntar que quién dice que es el que está detrás de la zarza: "yo soy el que soy". La mujer, como el hombre, es imagen del que es el que es. Sólo por ello tenemos la obligación del respeto. Por eso Jesús, en el evangelio (Lc 13,1), siempre hará como el dueño de la higuera: dará siempre otra oportunidad "déjala todavía este año, yo la cavaré..."        Amigos, ¡qué bonito fin de semana y semana que entra. Gracias a todas las mujeres: a las que nos dieron la vida, como a las que admiramos, como a las que no conocemos.

         Me uno al llamamiento de Monseñor Agrelo: "no tendrán papeles, pero tienen hambre".

         Por cierto: todavía no tenemos presidente de gobierno, ¿se habían dado cuenta?
        
      Hasta la próxima.

         Paco Mira

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar.